Jurungando (que es gerundio)

Jurungando (que es gerundio)

Por María Isabel Párraga.

Hay dos venezolanismos que me encantan por lo sonoros y porque me lleva a las voces de mis abuelas: curucutear y su vocablo cuasi sinónimo: jurungar.

El tío Google (que todo lo sabe y lo que no lo inventa) define:

Curucutear:

Registrar o revisar, generalmente por curiosidad, objetos personales propios o de otra persona, o los lugares donde estos se guardan.

Mientras “jurungar” aparece como un venezolanismo que remite a “hurgar”.

Para los periodistas: “jurungar y curucutear” es parte de nuestro oficio. No las pasamos “jurungando y curucuteando” historias oscuras tratando de revelar lo que está oculto. Pero más allá de estas lides el “jurungar y curucutear” revela un deseo de conocer más lo que delata una curiosidad por las cosas. Esa es la clave. Dicen que la curiosidad mató al gato, pero pienso que es todo lo contrario, seguramente es lo que lo llevó a contar más de siete vidas y esto fue lo que seguramente lo enseñó a salir siempre bien parado.

Jurungar y curucutear nos lleva a aprender más sobre todo. Así que sigamos haciéndolo en gerundio.